Seleccionar página

Mi visita al gigante Google

por | Oct 28, 2019 | Liderazgo | 95 Comentarios

Mi visita al gigante Google

Por unos minutos pensé si estaba en el lugar correcto… me habían citado a las 8:30am y fui un poco más temprano por la enorme curiosidad que tenía de finalmente entrar y conocer a lo que consideraba la catedral de la innovación: la casa matriz de GOOGLE en Silicon Valley! Al entrar, observe alrededor de la entrada docenas de bicicletas multicolores que parecían decorar como frutas de jardines muy lindos. Iba a estar en las entrañas de este monstro que todos los días realiza millones de millones de transacciones con una perfección inimaginable y que crece vertiginosamente ano tras ano sin parar. El complejo de edificios llamado Googleplex era enorme con docenas de módulos interconectados, parecía había sido diseñado por seres de otro planeta. Estaba en el corazón donde están las empresas más innovadoras del mundo que se concentran en apenas algunos cientos de hectáreas cuadradas a unos cincuenta kilómetros de San Francisco.

NUEVAS IDEAS

De pura casualidad llegue a Google. Mi propósito era en realidad hablar con un amigo ex PepsiCo sobre temas de Liderazgo. Paul Russell había creado la escuela de Liderazgo de PepsiCo, Google lo había contratado para hacer un trabajo similar al de PepsiCo y yo estaba escribiendo un libro sobre “como destapar la genialidad de las personas”. Necesitaba urgente una inyección de nuevas ideas y que mejor que Paul. Mi primera impresión entrando a la recepción, fue encontrarme con unas chicas con caras radiantes de felicidad. Todo era muy sencillo y lleno de colores y alegría. Mientras venia Paul a recibirme me invitaron algo de tomar.

Llego Paul y me invito a pasear por las áreas “permitidas” a visitantes pero para mí fue suficiente para darme cuenta porque Google sacaba el premio al “Best Place to Work” todos los años. Me sorprendió ver en el tour que algunos empleados habían traído sus mascotas, había lugares para echarse una siestita, mesas de billar, ping-pong, video games es decir parecía que estaba en una fiesta, pero de adultos, solo faltaban las piñatas. 

 

Además, me comento y mostró que había muchas cosas que la gente recibía gratis, todas las comidas de más de diez países, desde el desayuno, corte de cabello, piscinas, gimnasio, servicios dentales, etc. En el fondo lo que se quería era crear un ambiente en que la gente se relaje, eche andar su creatividad y no tenga por qué salir de las oficinas. 

PROYECTOS INDIVIDUALES

Como parte de mi visita Paul me presento, entre otros, a todo un personaje Chade Meng Tan, uno de los empleados fundadores de Google que me hizo entender mejor a esta organización y cuando le pregunte que hacía. Me explico trabajando en la “La Paz Mundial”. ¿Cómo? Cada uno de nosotros tiene un proyecto en el cual invierte un 20% de su tiempo, el resto lo dedica a proyectos priorizados por la empresa. Su idea era que a través del “control mental” y meditación las personas serían más pacíficas y que eso haría un mundo mejor. Estos proyectos individuales son desarrollados por un grupo y otro se encarga de analizar como comercializarlo. Ya lleva dos libros publicados, miles de seguidores y es candidato al premio nobel de la paz.

Durante la visita me sentía muy cómodo en este ambiente de apertura total. Me recordaba mucho a la cultura PepsiCo en los años que tuve oportunidad de trabajar, desarrollarme y crear junto con otros equipos muy exitosos. Me puse a reflexionar y preguntarme: ¿Que podemos aprender de esta gran organización tan exitosa con una cultura única y aplicar en nuestras empresas?  Me lleve una gran sorpresa: nada realmente nuevo, solo que en Google se practica lo que se predica con gran pasión promovida por sus líderes.

Estaba claro la influencia de sus dos dueños fundadores Larry Page y Sergey Brin que permanentemente se comunican con su gente en todo tipo de eventos y lugares, se notan sus huellas por todos lados. Todo está diseñado para fomentar el intercambio de ideas a todos los niveles. Las mesas de conferencia son de tipo comedor, las oficinas no tienen puertas y las paredes son de vidrio.

TIPS

Algunos de los puntos muy aplicables que observe:

  • El consumidor es el comienzo y final de todo…si a ellos les gusta, el dinero viene solo. Lograr que tengan una experiencia extraordinaria cada vez que usan nuestros productos
  • Innovar, experimentar hacer las cosas diferentes no solo mejores. Las pequeñas sirven, pero no transforman el negocio
  • Nuestra gente debe sentirse que contribuyen al negocio como empresarios siempre buscando crecimiento
  • Se puede ganar dinero “con integridad” pues los resultados serán verdaderos y sustentables ( “se puede hacer dinero sin hacer el mal”)
  • Promover la visión general a nivel de la organización y que cada área y equipo la traduzca y que la aplique como suya en la parte de su negocio
  • Empoderar a la gente, no micro-gestionar, dejarla trabajar pues los mejores lideres florecen así
  • Se gana puntos cuando uno se equivoca. Los errores no se castigan, se aprende de ellos pues sin experimentar no hay verdaderas innovaciones
  • Invertir tiempo en una comunicación y coaching “uno a uno”. Mantener un interés real en la gente y su futuro. Que se sientan que son reconocidos y parte de algo más grande
  • Promover el trabajo en equipo. No existen genios, el trabajo y la apertura es lo que logra los mejores resultados
  • La organización debe ser divertida. Hacer todo lo posible para que la gente sea feliz pero sin dejar de ser muy exigente con los resultados
  • Conocimiento práctico técnico es más importante que teórico y experiencia.
  • Contar con excelentes líderes que maximicen el talento de su gente y “hagan que las cosas sucedan”

LIDERES CON PASIÓN

Cuando llego el fin de mi visita sentí que me había contagiado con el entusiasmo de estas docenas de miles de personas tratando todos los días de hacer un mundo mejor para nosotros y me daba cierta nostalgia volver a la realidad.  No me sorprende cuando leo sobre las innovaciones que crean y los increíbles avances que realizan. Es fantástico observar cómo, cuando hay un cuadro de líderes que creen con pasión en lo que hacen, buscan transformar el futuro y no le tienen “miedo” al riesgo se pueden lograr grandes cosas y formar organizaciones que hacen realidad sus sueños.  Mi visita había logrado el objetivo que buscaba, había recibido una inyección de optimismo realista.

Por otro lado, me convencí una vez más que lo que importa son los lideres “que hacen que las cosas sucedan” y que las culturas sean exitosas. No existen mejores “competencias de liderazgo” que las que se predican y se practican. También, me hacía recordar un dicho de Albert Einstein: “Es un milagro que la creatividad haya sobrevivido a la educación formal”. Google es una prueba viviente de que si se puede.

Descargar artículo en versión PDF

Contáctame

Para conversar sobre los desafíos que tengas y las sugerencias de cómo podrías lograr resultados efectivos.

Email:

luchoclausen@gmail.com